“Corazón Kikuyu” de Stefan Zweig y “Tierra sonámbula” de Mía Couto

5 03 2012

          Nuestro club de lectura se ha querido acercar  al continente  africano,  en este mes de febrero. Uniéndonos así, a todas las actividades solidarias  y de  educación en valores  que se realizan todos los años  en nuestro centro.

        Llevamos diez años  conociendo y apoyando  proyectos de desarrollo  en  África. Este año  nos ha tocado colaborar en el equipamiento de una escuela en Mozambique.

Hemos elegido dos libros:

  • Tierra Sonámbula de Mia Couto, para los mayores. Toda su historia   se desarrolla en Mozambique.
  • Corazón Kikuyu de Stefanie Zweig, para todos y de la mano de Vivian nos hemos adentrado en el corazón de Kenia. Sus historias nos han acercado a esa África, que, citando textualmente al escritor africanista  Leo Salvador,  “sigue ahí, cercana y remota como el pasado, envuelta en un halo de misterio, cuna de la humanidad y reserva espiritual de un mundo demasiado materialista. Los pueblos de África con su visión positiva  de la vida, exuberantes y alegres, siguen ejerciendo fascinación y tiene mucho que ofrecer a quien quiere conocerlos”.

 Título : Corazón Kikuyu

Autora: Stefan Zweig

Editorial Edelvives

          Se puede considerar una novela autobiográfica se desarrolla en  Kenia, desde poco tiempo antes de la segunda Guerra Mundial hasta poco tiempo después de su término. Los protagonistas son Vivian y Jogana.  El tema principal es la relación de amistad entre los dos niños. Ella es alemana judía que llega a África huyendo con su padre de la persecución nazi, y  él, un chico de la tribu de los Kikuyu, que la enseñará todo, sobre las costumbres  de aquella tierra, su  lengua, pero especialmente su forma de entender la vida.  Van creciendo juntos y sus ritos y costumbres pasarán a formar parte de  su ella. Vivian acaba sintiéndose e identificándose como Kikuyu. La amistad que hay entre ellos  se transformará en el primer amor. Pero la realidad se impone hay sorpresas al final.

                Por el contrario, su padre, se siente triste, nostálgico , recuerda continuamente Alemania y no logra integrarse ni entender el sentido de la vida en África. Se ve la evolución de Vivian,  a medida que va  creciendo se acercará y comprenderá mejor a su padre, al que siempre se mantendrá muy unida.

Hemos comentado varios aspectos que nos han gustado o nos han sorprendido. Por un lado la variedad de culturas y mentalidades tan diferentes  a las nuestras. Por otro  el valor de las palabras, y la falta de comprensión del sentido de otras.

Uno podía perder pañuelos o lápices, pero ¿cómo se podía perder una patria?”; ”Tenía la boca demasiado llena de palabras como para poder pararse a pensar”; “Podía oler a las personas”; “Pero Hanna le había robado a Vivian el oído de su padre”

 La muerte como elección: “Se quería morir”

Teresa, señalaba que la había gustado como era apreciada Vivian  por su manera de contar historias ya que las transformaba a la mentalidad africana. Nosotros la llamaríamos “cuenta cuentos”.

 Marta, nos recordó una escena muy interesante de un  personaje un poco extraño Moreru que no veíamos bien qué papel jugaba en la historia.

 El significado del trozo de corazón de cabra que Vivían había puesto debajo del colchón de Hanna  para que se marchase. Hablamos del aspecto mágico-supersticioso de los acontecimientos y comentábamos que nuestra sociedad tan científica y tecnológica está llena de videntes, echadoras de cartas, horóscopos y gente supersticiosa, etc.

Hemos investigado sobre esta tribu y en la actualidad son unos tres millones de individuos y constituyen la etnia más importante de Kenia, donde ostentan la supremacía económica, gestionan una gran parte del poder político y ocupan muchos puestos claves en la administración pública. La sed cultural de este pueblo les llevó a la creación de promociones de maestros y profesores que imparten sus enseñanzas en escuelas no controladas por el gobierno. En la actualidad casi todos los niños Kikuyu saben leer y escribir.

 Recomendamos su lectura nos ha gustado a todos en general, pero algunas nos ha llegado más al corazón. Un libro así solo lo puede escribir una persona que realmente haya estado en África y se haya enamorado de ella y de sus gentes.

Comentario realizado por Blanca Renero

 

      Título: Tierra sonámbula

      Autor: Mía Couto

     Editorial: Alfaguara

         A  esta sesión del club de lectura hemos acudido pocos participantes por diversos motivos, algunos profesores por razones  de horario y algunos  alumnos por cuestiones de exámenes.

         La novela de Antonio Emilio Leite (Mia) Couto, uno de los escritores  africanos contemporáneos más importante, nos adentra en la realidad mágica y a la vez trágicamente real de Mozambique.

       Este texto lo hemos elegido para los adultos del club y todos los participantes hemos destacado la dificultad de la obra por su vocabulario con términos localista africanos (que también nos enriquecen) y su estructura dual; el autor nos cuenta en esta obra dos historias, la de un anciano, Tuahir, y un  adolescente, Muidinga,  que se necesitan mutuamente para sobrevivir y la historia que leen en los cuadernos de Kindzu que acaban por enlazarse.

Nieves  destaca la incoherencia que parece presentar la traducción en alguna línea.

        La guerra que nos deshumaniza, la lucha de razas  que como bien recordaron Blanca y Amador, es un concepto rechazado por la antropología contemporánea,  la  sexualidad protagonista de una realidad famélica. El hambre, la separación trágica de las familias por la guerra y la corrupción existentes en el país están bien descritas y denunciadas en la obra.

     En la página 152 se habla de las razones de la guerra:

“Farida quería saber más: saber el motivo de la guerra, la razón de aquel desfile de infinitos lutos. Recordé las palabras de Surendra: tenía que haber guerra, tenía que haber muerte. ¿Y todo para qué era? Para autorizar el robo. Porque hoy ninguna riqueza podía nacer del trabajo. Sólo el saqueo daba acceso a las propiedades. Era necesario que hubiese muerte para que las leyes fuesen olvidadas. Ahora que el desorden era total, todo estaba autorizado.”  

En la página 289 podemos leer: ” Y aquellos que os deberían conducir estarán  entretenidos regateando las migajas del banquete de vuestra propia destrucción”.

Comentario realizado por Amador Carreira


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: