Rebelión en la granja de George Orwell

13 04 2011

 “Rebelión en la granja”

Autor: George Orwell

Editorial Destino

Los animales de la granja de los Jones se sublevan contra sus dueños humanos y los vencen. Pero la rebelión fracasará al surgir entre ellos rivalidades y envidias, y al aliarse algunos con los amos que derrocaron, traicionando su propia identidad y los intereses de su clase.

Nos hemos reunido para comentar el libro después de aplazar la fecha varios días, la mayoría de los miembros del club son de 1º de Bachillerato  y han estudiado la revolución soviética hace pocos días, así que la lectura del libro les ha causado honda impresión y veían claramente quién era quién entre los personajes animales de la granja.

Todos hemos coincidido que veíamos a través del relato el poder, en muchos países de la actualidad, con regímenes surgidos de una revolución en muchos casos socialista, que al pasar los años ha  ido perdiendo el color y las palabras para convertirse en una opresión para las personas, en donde no hay libertad para exponer ideas, ni disentir con el poder.

Analizamos cómo van formando la maquinaria represora encarnada en los perros, cómo los principios que acordaron entre todos y expusieron a la luz pública se cambian añadiendo excepciones que dan armas y beneficios a los gobernantes.

Se ve claro también la manipulación a la que son sometidos por la falta de educación y preparación, añadiendo coletillas a los siete  mandamientos  que fueron escritos sobre la pared alquitranada, que afianzan su liderazgo y sus privilegios.

También vemos que refleja la corrupción de los regímenes, sobre todo de los comunistas, en donde sus gobernantes suelen estar en las listas de hombres más ricos del mundo.

Hay una diferencia con lo que ocurre en la actualidad: la comunicación entre los países y las personas, ahora todos estamos comunicados, internet ha resultado un medio estupendo con un gran poder de convocatoria, lo hemos visto en las revueltas de los países árabes.





En un lugar de Atocha….de Santiago García-Clairac

7 04 2011

 En un lugar de Atocha….El 11-M vivido por un niño

Autor: Santiago García-Clairac

Editorial S.M.

En la realidad, Quique podía haberse llamado Carlos, Roberto o Antonio…en esta novela se llama Quique y viaja con su madre en tren desde Alcalá de Henares hasta Madrid. Hace frío, es temprano y, desgraciadamente, es 11 de marzo de 2004.

Los personajes de esta historia son gente normal y corriente, las personas mayores, es decir los padres de Quique tienen problemas como los que tienen nuestros padres o los padres de nuestros amigos, Quique tiene la esperanza de poder solucionar esos problemas.

Al mismo tiempo su comportamiento es heroico, no sólo el de Quique que cuando existe riesgo de nuevas explosiones él vuelve a entrar en el vagón en el que ha explotado para ayudar a su amigo, también el de la gente de la calle que ayuda a pesar del riesgo. Hay una reacción heroica en todos, en la gente del tren, elos que estaban en los andenes esperando, en la gente que estaba en sus casas, en trabajadores que estaban cerca de las explosiones…

Hemos hablado de los antecedentes de este suceso, de la guerra de Irak, del 11-S en Nueva York y de la implicación del integrismo en estos atentados. Algunos de nosotros no sabíamos el origen de este problema.

La reacción de España después del atentado nada tiene que ver con la de E.E.U.U. En España no ha habido rencor hacia la gente de otros países, en Estados Unidos fueron arrestadas personas que nada tenían que ver ni con los musulmanes, ni con los integristas, fueron arrestadas personas con color diferente, había miedo entre la población hacia todos.

España demuestra que es generosa con la ayuda a los heridos, los hospitales se llenaron de gente que quería donar sangre, todo fué colaboración y generosidad y no guardamos rencores, la investigación posterior llevó a la policía a dirigir su miradas hacia el integrismo pero la población no desconfió ni de árabes, ni de personas de otra raza.

Estamos todos de acuerdo que en nuestra sociedad da miedo ver que hay personas capaces de morir matando. Nos rompe nuestros esquemas que chicos y chicas de 20 años sean capaces de subirse a un tren o autobús con una mochila cargada de explosivos y dejarse morir por sus convicciones, nuestro apego a la vida está por encima de todo.

También hemos visto la necesidad de mejorar el nivel de vida en los países árabes desde erl Primer Mundo o países desarrollados. Nustros países tienen parte de culpa en el descontento general que existe.

El libro está escrito destacando la dimensión humana de la gente normal, de Quique que se queda con su amigo a pesar de no encontrar a su madre.

Todos hemos llorado con las consideraciones finales de la novela, hemos revivido paso a paso las horas en que se desarrolló, hemos sufrido con Quique y con Nelson y hemos vista la esperanza en los seres humanos.

Nos ha gustado mucho esta historia, creemos que nos ha servido para no olvidar el sufrimiento de las víctimas en un atentado, sea del signo que sea, las víctimas son inocentes.

Para saber más: http://blogdsi.typepad.com/salaprensa/files/dossier20de20prensa_tcm3346834.pdf